Se avecina la vuelta de las subidas salariales a tenor de lo expuesto por el presidente del sindicato CSIF

Hablando concretamente de los atrasos al personal del Estado que han salido a la luz hoy, encontramos un claro ejemplo de mantenimiento normativo menor, se trata de una subida retroactiva, sobre algunos complementos salariales que el ejecutivo y los sindicatos no acordaron en 2016 debido a la situación de interinidad del mismo. Si hablamos de un sistema de nómina automatizado, donde nuestros conceptos están valorados indirectamente sobre tablas salariales, donde nuestros procesos de regularización de IRPF asumen estos cambios sin pestañear y donde nuestras cotizaciones/mutualidades se recalculan automáticamente, el cambio es menor. Si este es nuestro caso y utilizando el símil de nuestro benjamín, hemos acudido al parque provistos de toallitas húmedas, ropa de cambio y los padres que disfrutan alrededor nuestro de la preciosa tarde de primavera, nos ayudan sin tapujos. Pero no todas las historias acaban con final feliz: si nuestra inversión en tecnología no ha dado sus frutos, si nuestro implantador no hizo los deberes, nos encontraremos con las famosas e infinitas cargas masivas de conceptos que alguien preparó previamente a mano sobre un “Excel”, por no hablar de problemas en IRPF y/o cotizaciones/mutualidades; el sistema se tornará en una carga adicional de trabajo para el usuario final, es decir, no tendremos toallitas ni ropa de cambio para nuestro retoño.

Hablando del futuro en sector público, se avecina la vuelta de las subidas salariales a tenor de lo expuesto por el presidente del sindicato CSIF, Miguel Borra, y a tenor de la tendencia alcista de la inflación. ¿Lleváis todos la ropa de cambio preparada?.